Contents
Visit IYFNET.org

En el corazón de todo

Introducción

Los años 2020 y 2021 han sido como ningún otro momento en la historia reciente.

En todo el mundo, el COVID-19 ha disrumpido nuestra salud y bienestar, nuestras formas de aprender, de ganarnos la vida y de vivir el día a día. El distanciamiento social y otras medidas de aislamiento necesarias dificultaron la convivencia -al menos físicamente- y nos empujaron a encontrar nuevas formas de estar conectados. En Estados Unidos, numerosas injusticias sociales, como los asesinatos de George Floyd y Breonna Taylor, iniciaron un reconocimiento del racismo sistémico que impulsó la acción global.

No es de extrañar que las personas jóvenes estén en el centro de todo, levantándose para afrontar estos retos sin precedentes con fuerza, determinación y empatía. Personalmente me han inspirado las historias de una nueva generación que asume nuevas responsabilidades en casa, que mantiene sus sueños en marcha al adoptar modelos innovadores de aprendizaje y formación, que aborda problemas urgentes en sus propias comunidades y que alza su voz en las protestas y en las redes sociales. Como siempre, las personas jóvenes están liderando la acción.

Pero necesitan nuestro apoyo.

Cuando la IYF dice que está en el negocio de "Transformar vidas, juntos", es más que un simple eslogan. Es la forma en que cumplimos nuestra misión de equipar a las personas jóvenes para que prosperen en el trabajo, la sociedad y la vida. Es la razón por la que nos asociamos con empresas, fundaciones, gobiernos y comunidades visionarias de todo el mundo para impulsar nuestro trabajo, la razón por la que confiamos en la experiencia de las instituciones y las personas profesionales locales que mejor entienden sus contextos, y la razón por la que valoramos las perspectivas audaces e innovadoras de las personas jóvenes que impulsan el cambio, como Glory (23 años), en la foto de arriba, que está perfeccionando sus habilidades de liderazgo en la industria turística de Tanzania.

En este primer Informe de Impacto de la IYF, destacamos múltiples aspectos del impacto a través de las voces de quienes lo hacen posible: los socios locales, el equipo de la IYF en todo el mundo y, por supuesto, las mismas personas jóvenes. Espero que tú también te inspires y te unas a nosotros.

Después de todo, lo mejor de "Transformar vidas, juntos" es que siempre hay espacio para una persona más.

Susan Reichle
Presidenta y Directora General

Las voces de la participación de los jóvenes

Equipar a las y los jóvenes con recursos, oportunidades y apoyo es lo que hacen las organizaciones de servicio a la juventud como la IYF, pero el trabajo debe implicar la participación de las personas jóvenes como socias iguales, poderosas aliadas y contribuyentes esenciales.

Diseñamos e implementamos nuestros programas para que se realicen por, para y con las personas jóvenes. Esto significa reconocer y respetar a las personas jóvenes a las que servimos como socias participantes activas cuyas voces y aportaciones son importantes. El programa programa Youth Opportunity (YO), apoyado por McDonald’s, ha hecho avanzar esta visión mediante un enfoque práctico y dinámico de la participación de las personas jóvenes.

  • 11,556 personas jóvenes atendidas a través de la iniciativa Youth Opportunity
  • 65% personas afrodescendientes
  • 25% personas hispanas o latinas
  • 63% mujeres
  • 72% personas contratadas o matriculadas en educación después de la formación

Como parte del programa YO de la IYF, hasta dos personas jóvenes de cada organización comunitaria pueden convertirse en Personas Embajadoras YO. Es importante destacar que se trata de una posición remunerada: las personas jóvenes reciben un estipendio de 500 dólares por la labor de 5 meses. Además, las personas embajadoras tienen la oportunidad de relacionarse con colegas y especialistas de diversos campos, elaborar sus currículos y trabajar con personas profesionales para desarrollar habilidades en áreas como la escritura y la oratoria. Las personas embajadoras colaboran a menudo con el programa YO y los equipos de comunicación de McDonald's y la IYF para desarrollar diversos contenidos multimedia, como entradas de blog y vídeos como "Cartas a mi yo más joven", en los que las personas embajadoras reflexionan sobre lo lejos que han llegado y a dónde quieren llegar. Sus perspectivas, ideas y opiniones son importantes, y estamos orgullosos de ofrecer una plataforma para elevar sus voces.

Recientemente, nos reunimos con la actual cohorte de personas embajadoras YO de Washington, DC y Chicago. Les preguntamos sobre su experiencia en este rol, sus objetivos, sus logros, sus comentarios y sus consejos para las futuras personas embajadoras. Esto es lo que dijeron:

¿Cuáles eran tus objetivos como Persona Embajadora YO?

Vianey: Como Embajadora YO, mi objetivo personal era destacar y expresar mis ideas. Dejar de ser tímida.

JP: Como Embajador YO, quería aprovechar la oportunidad de conectar mejor con las demás personas participantes del programa, contribuir más a la cohorte y animarme a vivir experiencias que me ayudaran a crecer.

Victoria: Me gusta ser un miembro activo de mi comunidad. Como Embajadora YO, he contribuido a la misión de una iniciativa de impacto social compartiendo con otras personas, aprendiendo y mejorando nuestras habilidades de liderazgo juntos.

Describe tu experiencia: ¿qué fue gratificante, desafiante o sorprendente?

Vianey: Al principio, lo que fue un reto para mí fue cuando asumí el papel de líder en LinkedIn y publicar ideas para otras Personas Embajadoras YO. Pensé que iba a ser difícil publicar en LinkedIn, pero en realidad no lo fue. Disfruté publicando mis pensamientos e ideas creativas para que otras personas embajadoras las vieran.

JP: En primer lugar, aprendes algunas de las cosas que empresas como McDonalds hacen para ayudar a sus empleados y empleadas a crecer profesionalmente, pero también permite a la Persona Embajadora YO probar nuevas oportunidades y hacer cosas que no ha hecho antes, como crear publicaciones de contenido en LinkedIn.

Victoria: Ha sido genial formar parte de esta increíble iniciativa porque me ha empujado a mejorar y a descubrir que puedo ser un agente de cambio en mi comunidad. Hablar en público siempre es un reto para mí, pero estoy trabajando para mejorarlo. El programa YO ha sido el mejor lugar para afrontarlo.

¿Qué le dirías a otra persona joven que esté pensando en convertirse en Embajadora YO?

Vianey: ¡Anímate! Ser Persona Embajadora YO es divertido y aprendes mucho sobre lo que quieres ser en el futuro. Hay oportunidades de trabajo abiertas para ti. También te sientes como un líder.

JP: Yo diría que es una gran oportunidad para las personas jóvenes que acaban de entrar en el mundo laboral. Ellas son las que más pueden beneficiarse, pero incluso si tienes experiencia puedes aprovechar la oportunidad para afinar las habilidades que ya tienes.

Victoria: Si tienes la oportunidad, no dudes en formar parte del programa YO porque este proyecto orientado a las personas jóvenes, es un espacio de aprendizaje y desarrollo profesional en el que siempre te sentirás bienvenido(a) y confiado(a) para compartir tus pensamientos y perspectiva.

Tenemos la suerte de trabajar con socios, como Mónica Tijerina, Directora Senior de Impacto Comunitario y Filantropía de McDonald's, que comparten este compromiso con la participación de las personas jóvenes.

Cuando involucramos a las personas jóvenes como socias participantes activas -y no sólo como beneficiarias pasivas- ocurren cosas sorprendentes. No sólo desarrollan las habilidades necesarias para conseguir el trabajo que desean, sino que también descubren su potencial innato para impulsar el cambio y crear un mundo mejor para todos nosotros. Después de servir como personas embajadoras, el 100% de las personasencuestadas dicen que participan en causas políticas o sociales para mejorar su comunidad, en comparación con el 70% antes de convertirse en personas embajadoras.

Más información

Las caras del cambio de sistemas

En Tanzania y Mozambique, más de medio millón de personas jóvenes pasan cada año por los sistemas de educación y formación técnica y profesional (EFTP) de estos países, inscribiéndose en instituciones de EFTP y centros de formación para adquirir las habilidades que necesitan para conseguir los trabajos que desean.

Junto con nuestros socios gubernamentales y de EFTP locales, y en asociación con la Fundación Mastercard, el programa Via: Pathways to Work de la IYF dotó a más de 22.000 personas jóvenes con habilidades vitales de preparación para el trabajo, orientación vocacional y formación empresarial. Con el tiempo, las personas participantes del programa tuvieron más probabilidades de conseguir un empleo permanente, obtener mayores ingresos y manifestar una mayor satisfacción con sus carreras. Además, sus empresas empleadoras estaban entusiasmadas e impresionadas por la preparación y la confianza de las personas jóvenes graduadas de Via, que contrataron.

  • El porcentaje de personas jóvenes que trabajan se duplicó del 26%-65%
  • En Mozambique, los salarios aumentaron más del 35%
  • El porcentaje de personas jóvenes con un salario fijo (a diferencia del autoempleo) aumentó más del doble 24%-60%
  • Las personas con un contrato permanente aumentaron del 14%-36%
  • Las personas que ganan ingresos suficientes para mantenerse crecieron del 17%-32%
  • El 76% de las personas graduadas de Via dijeron haber mejorado sus habilidades para la vida
  • El 90% tienen una autoconfianza positiva
  • El 60% ha aumentado su visión positiva del futuro
  • Tanzania, las puntuaciones de la evaluación de la capacidad de los centros de EFTP aumentaron una media del 52%

“No sólo soy la única mujer en mi lugar de trabajo, sino también la empleada más joven. Tener las habilidades adecuadas para desarrollar la confianza en mí misma hizo que el jefe tuviera confianza en mí.”

—Asha, 24 años

“Me gusta trabajar en una empresa que contribuye a obtener resultados medioambientales positivos. Mi formación en habilidades para la vida aumentó mi confianza en mi capacidad para aprender una nueva habilidad técnica.”

—Mohammed, 26 años

En 2021, el programa Via concluyó oficialmente. Aunque nos llenan de orgullo las muchas historias de éxito y las cifras de impacto que han surgido de Via durante los últimos seis años, sabemos que como adoptamos un enfoque de sistémico, el impacto se extenderá en el futuro.

“Actualmente tomo muchas decisiones en mi lugar de trabajo. Mi conjunto de habilidades para la vida me ha permitido tomar decisiones con consecuencias positivas para la empresa.”

—Glory, 23 años

“Aprendí a negociar, a resolver problemas y a aplicar el pensamiento creativo en mi empresa”

—Amon, 29 años

Con Via, nuestro enfoque de cambio sistémico empezó por identificar las palancas de cambio adecuadas en el sistema de EFTP, y luego reunió a los actores relevantes del ecosistema -personas funcionarias gubernamentales, administradoras y docentes de escuelas, responsables de los planes de estudio, empresas empleadoras y los y las propias estudiantes- para facilitar esos cambios y establecer normas y redes para seguir desarrollando soluciones.

“Los cambios adoptados a través de Via serán permanentes porque ahora tenemos personas de contacto para la formación de habilidades y planes de estudio estandarizados.”

—Leonidas Mushobozi, Secretario, VETA DODOMA

A lo largo del programa, reforzamos la capacidad de 500 miembros del personal de 30 organizaciones asociadas de forma que mejoraron su capacidad de respuesta a las necesidades de las personas jóvenes. Por ejemplo, equipamos a las personas formadoras para que aplicaran en el aula una pedagogía centrada en las y los estudiantes, prestaran servicios de orientación profesional y de apoyo a la inserción laboral, y utilizaran actividades de monitoreo y evaluación para conocer mejor las brechas y las oportunidades.

“Via: Pathways to Work apoyó la Estrategia de Desarrollo del Gobierno para reformar el sector de la EFTP y satisfacer las necesidades de cualificación de una economía en crecimiento. Ahora el plan de estudios se ha desarrollado más en el sistema de EFTP.”

—Joseph Kibehele, DIRECTOR DE VETA MTWARA

A medida que estos cambios se arraiguen, el número de jóvenes que se beneficien de un sistema más inclusivo y receptivo a la juventud seguirá aumentando incluso después de que el programa termine.

Más información

Innovaciones del programa Next Level

En los últimos años, el uso de teléfonos inteligentes y el acceso a Internet han aumentado rápidamente. Reconociendo que las personas jóvenes viven, trabajan, aprenden y juegan en un mundo cada vez más digital, la IYF invierte en el desarrollo de una programación digital de vanguardia para llegar a las personas jóvenes de hoy donde esten y ayudarles a llegar a donde quieran ir.

Nuestras plataformas y ofertas digitales se han vuelto más relevantes que nunca desde la pandemia de COVID-19, ya que la IYF necesitaba encontrar formas de garantizar que la programación tradicionalmente presencial e híbrida pudiera continuar durante las medidas de aislamiento necesarias. Afortunadamente, contábamos con más de 10 años de experiencia en programación digital, y nuestros equipos de programas transitaron de forma eficaz y eficiente hacia formas virtuales de impartir las habilidades, las herramientas y el apoyo que las personas jóvenes necesitan para prosperar en el trabajo y en la vida.

Las personas jóvenes participan regularmente con la IYF a través de plataformas de formación en línea y recursos de libre acceso. En particular, la IYF ofrece su programa de habilidades para la vida Pasaporte al Éxito®(PTS) a las y los alumnos a través de plataformas de videoconferencia (Zoom, Google Classroom) y aplicaciones de chat como WhatsApp. En ambos casos, el contenido del programa se adapta deliberadamente a cada experiencia específica. Más allá del aprendizaje electrónico, nuestros compromisos digitales también se extienden a la comunicación del cambio de comportamiento, el análisis de datos, el diseño centrado en las personas jóvenes y la creación de comunidades en línea. También equipamos a nuestros socios ejecutores, como las ONG locales y las instituciones de formación, con las herramientas digitales y las mejores prácticas que necesitan para tener éxito. Desde la impartición de capacitaciones a través de vídeos de YouTube en Palestina y la India, hasta clases en vivo totalmente a distancia en Estados Unidos y México, la IYF recurre a diversas ofertas para garantizar la mejor experiencia posible y los mejores resultados de aprendizaje para nuestros y nuestras participantes.

Dos cursos digitales premiados de habilidades para la vida: Pasaporte al Éxito Traveler y Pasaporte al Éxito Concierge

PTS Traveler, nuestro curso en línea gratuito de habilidades para la vida, diseñado a manera de juego, se lanzó en enero de 2020. Junto con nuestros socios de la Fundación PepsiCo, adaptamos Traveler a partir de más de 45 horas de clases presenciales de PTS para llevar a las personas jóvenes en un viaje virtual por el mundo -y el mercado laboral-. Al mismo tiempo que aprenden habilidades para la vida de alta demanda, pueden explorar puestos de trabajo en industrias en crecimiento. Para llegar a las personas jóvenes donde quiera que esten, Traveler está desarrollado para que sea fácil de usar en teléfonos inteligentes y se ha creado para que sea "sensible al género", teniendo en cuenta y satisfaciendo las diferentes necesidades de los distintos géneros.

Durante el desarrollo del curso, realizamos pruebas con más de 1.000 personas jóvenes de ocho países para asegurarnos que fuera relevante, atractivo y fácil de usar. De acuerdo con los resultados de 2020 de dos instrumentos de medición validados -la Herramienta de Encuesta de Habilidades para la Vida (LiSST) de IYF y la evaluación Tessera Workforce de ACT-, 84 estudiantes en México que completaron todos los módulos de PTS Traveler vieron una mejora del 31% en una serie de habilidades para la vida directamente vinculadas a la preparación para la carrera.

En diciembre de 2020, fuimos galardonados con la Medalla de Oro del Grupo Brandon Hall por el Mejor Avance en Innovación de Impacto Social. En 2021, PTS Traveler también ganó un premio por parte de Education Alliance en la categoría de Desarrollo de la Juventud y la Fuerza Laboral.

PTS Concierge, nuestro curso gratuito y altamente interactivo de habilidades para la vida en línea, adaptado a la industria de la hospitalidad y el turismo, se lanzó en agosto de 2021. En 2019, los viajes y el turismo representaban el 25% de todos los empleos netos del mundo y se preveía que crearían 80 millones de nuevos empleos en la próxima década. El sector de la hospitalidad es uno de los mayores empleadores de personas jóvenes de todos los niveles educativos, y está previsto que contrate a un ritmo sin precedentes tras la pandemia.

Basándose en el extraordinario impacto del curso Pasaporte al Éxito (PTS) de la IYF en los índices de retención, rendimiento y promoción en Hilton, la Hilton Effect Foundation invirtió en la IYF para crear PTS Concierge. Ahora, las personas jóvenes de cualquier lugar pueden acceder a una versión ampliada de este curso, aprender sobre hospitalidad y turismo, y adquirir las habilidades necesarias para tener éxito.

En agosto de 2021, PTS Concierge recibió la Medalla de Oro del Grupo Brandon Hall por el mejor avance en competencias y desarrollo de habilidades. El curso también obtuvo rápidamente el apoyo de la American Hotel and Lodging Foundation y de la Global Travel and Tourism Partnership (GTTP). En el futuro, la IYF creará más asociaciones interesantes para ayudar a las personas jóvenes a desarrollar grandes carreras.

  • 53,000 personas jóvenes de todo el mundo han accedido a la plataforma de aprendizaje en línea de la IYF
  • Más de 4 millones+ de personas usuarias en China han visto The Big Three, una serie de "webisodios" animados adaptados de Pasaporte al Éxito (PTS)
  • Más de 5 millones+ de personas de América Latina y la India vieron los contenidos multilingües de la IYF sobre habilidades para la vida en YouTube
    El 80% de las personas espectadoras eran mujeres jóvenes.
Más información

Liderazgo local para un máximo impacto

No es posible lograr un impacto significativo y duradero sin la profunda experiencia, dedicación y empatía de los equipos locales de la IYF. Con una amplia experiencia profesional y un conocimiento inigualable de los contextos locales, nuestros equipos nacionales son el motor que impulsa nuestro trabajo para hacer realidad un mundo en el que las personas jóvenes estén inspiradas y equipadas para crear el futuro que desean.

Durante el Covid-19, los equipos de nuestros programas en todo el mundo se enfrentaron a retos sin precedentes. Por ejemplo, el equipo de la IYF en México tuvo que encontrar la manera de mantener de forma segura y responsable durante el aislamiento, la formación y la certificación en soporte TI que tradicionalmente se llevaba de forma presencial. "Cuando llegó la pandemia", recuerda Katia Moreno, Gerente del programa de la IYF, "teníamos dos grupos que estaban terminando su primera semana de formación y otros dos que acababan de empezar. Sabíamos que teníamos que actuar rápidamente". A continuación, el equipo de la IYF México explica qué es lo que hace que su programa apoyado por Google sea tan impactante, por qué la equidad de género es fundamental para el diseño y la implementación del programa, y cómo su metodología innovadora no sólo mantuvo a los participantes en trayecto durante la pandemia de Covid 19, sino que también condujo a un sobresaliente crecimiento de la cobertura geográfica y a una tasa de colocación laboral del 83%.

  • El 90% de las personas participantes completaron el programa
  • Tasa de colocación laboral del 83%
  • 49% de aumento promedio en los ingresos
  • El 43% de las personas participantes son mujeres (la media del sector es del 17%)

El Covid ha hecho que la implementación del programa sea un verdadero reto. ¿Qué impacto ha tenido hasta ahora el programa de Google México?

Ana Salinas, Asistente del programa: El noventa por ciento de nuestras 1.123 personas participantes están terminando el programa, preparadas y entusiasmadas por un primer gran trabajo en TI. Eso nos diferencia de otros programas.

Katia Moreno, Gerente del programa: Sí, y además nuestros servicios de orientación profesional han ayudado a conseguir un índice de colocación del 83% y un crecimiento medio de los ingresos del 49,5%. Las personas jóvenes no sólo están equipadas con habilidades, sino que están dando el siguiente paso asegurando buenos empleos.

Nicole Zamorano, Coordinadora del programa: Tradicionalmente, los cursos de informática sólo cuentan con un 17% de participación de mujeres. Pero nuestro curso tiene más del doble: el 43% de las personas participantes inscritas y el 41% de las personas graduadas son mujeres. Creo que esto se debe a que tanto el equipo de Google como el de la IYF están dirigidos por mujeres jóvenes y fuertes. ¡Estamos muy orgullosas de ello!

Alberto Peniche, Director del País: Sí, eso es muy cierto. Como el proceso está dirigido por mujeres jóvenes con talento, podemos atraer a niñas y mujeres jóvenes que se ve a sí mismas reflejadas en el programa. Piensan, no soy la única chica en la sala, puedo hacer esto. Eso es algo poderoso.

¿Qué características y rasgos distinguen al programa de Google México de otros cursos certificados de TI similares?

Ana: Es un curso desafiante, hay mucho terreno que cubrir y requiere una inversión de tiempo. Por eso es importante apoyar a nuestros y nuestras estudiantes con algunos servicios de apoyo. Por ejemplo, muchas personas participantes y sus familias no tienen dinero para pagar una conexión a Internet. Les proporcionamos un estipendio de 250 dólares para ayudarles a completar la certificación. También ofrecemos talleres de preparación para el trabajo con una persona consultora profesional, porque, aunque las y los estudiantes estén preparados profesional y técnicamente, puede que no sepan cómo dirigirse a una persona empleadora o dónde buscar un trabajo. Este apoyo adicional tiene un impacto real en nuestros y nuestras participantes.

Katia: Nicole, Ana y yo habitualmente mantenemos contacto directo con nuestros participantes. En ocasiones, tenemos 150 estudiantes o más, pero aun así aprendemos el nombre de todos y les enviamos mensajes con frecuencia. Esto ayuda a generar confianza, los hace sentir cómodos y los mantiene encaminados para completar el programa. Además del contenido técnico, incluimos actividades divertidas para ayudar a los participantes a vincularse entre sí. Descubrimos que esto ayuda mucho con la retención. Nuestras personas capacitadoras también hacen un gran trabajo no solo entregando contenido, sino también apoyando y escuchando a los estudiantes.

Nicole: La flexibilidad es algo que hace que el programa sea muy especial. Para completar el certificado, las personas participantes se comprometen a dedicar seis horas diarias, pero pueden trabajar a su propio ritmo en función de cuándo estén disponibles durante el día. Además, adoptamos un enfoque flexible y dirigido por jóvenes en nuestro diseño. Por ejemplo, empezamos con un programa piloto de ocho semanas, pero gracias a los comentarios de las y los estudiantes nos dimos cuenta de que necesitábamos ampliar la duración del programa a 10 semanas. También añadimos actividades que los y las participantes nos dijeron que ayudarían a reforzar el contenido. Así, el programa responde a sus necesidades.

Alberto: Nos aseguramos de que nuestro equipo de personas formadoras y tutoras esté capacitado para adaptarse a las necesidades de cada grupo específico al que enseñan. Pasaporte al Éxito -el galardonado curso de habilidades para la vida de la IYF en el que participan las y los estudiantes antes de comenzar la formación técnica- ofrece a las personas formadoras un escenario para observar el rendimiento de los y las participantes, de modo que puedan decidir dónde poner más énfasis, tiempo y atención para garantizar el éxito de todos y todas. Esto ha sido especialmente importante durante la pandemiacuando los participantes han tenido que trabajar a distancia. Lo hemos oído en las evaluaciones de los cursos: el curso estaba bien diseñado, el material era estupendo, pero PTS realmente destacó como algo fundamental para el éxito.

Jorge Barragan, Director Regional: Una de las innovaciones de diseño de este programa es su secuencia intencionada de elementos. La lectura y la comprensión son lo primero para asegurarse de que las y los participantes puedan autogestionar el aprendizaje. Luego, antes de llegar a la parte técnica, el plan de estudios se centra en las habilidades para la vida y la orientación profesional, para que las personas participantes comprendan mejor el propósito, el valor y el retorno de la inversión de lo que van a aprender. Y por último, la parte técnica. Otra innovación es la forma en que contratamos a nuestras personas facilitadoras. Antes de que puedan enseñar, deben dominar ellos y ellas mismas el contenido completando el certificado. También tienen que obtener su certificación en Pasaporte al Éxito, para saber cómo abordar y enseñar a las personas jóvenes. Por último, no contratamos a las personas docentes sólo para que enseñen, sino para que se aseguren de que las y los alumnos tengan éxito. Lo incentivamos con un sistema de bonificación basado en el éxito. Todos estos pequeños elementos de diseño hacen una verdadera diferencia.

Para aprovechar este éxito, el equipo de la IYF en México planea impulsar este esfuerzo para empoderar a las mujeres jóvenes a través de la tecnología. De hecho, el equipo está trabajando en una nueva iniciativa de 18 meses destinada a crear oportunidades económicas para 750 mujeres jóvenes en el sector de las tecnologías de la información en México.

Más información

Ecosistemas fuertes para un impacto sostenible

En Sudáfrica, la industria automotriz está preparada para un enorme crecimiento: actualmente, Toyota, VW, BMW, Ford, Mercedez-Benz, Nissan, Isuzu y Mahindra tienen instalaciones de producción en el país, y hay aproximadamente 200 manufactureras de autopartes preparadas para satisfacer sus necesidades. Para aprovechar este potencial, el Plan Maestro de Automotriz del país está orientado a duplicar el empleo en el sector de aquí a 2035, un objetivo ambicioso que requerirá personas jóvenes calificadas para cubrir las vacantes más importantes.

Es una buena noticia, sobre todo porque Sudáfrica se enfrenta a una crisis de desempleo juvenil, pero no está exenta de problemas. Un obstáculo en el camino para cubrir esas vacantes -y aprovechar el potencial de crecimiento de la industria- es la falta de correspondencia entre las competencias que poseen las personas jóvenes y las que demandan las empresas empleadoras. Para afrontar este reto, la iniciativa High Gear, financiada por USAID, la Fundación Michael y Susan Dell y el programa Skills for Prosperity del Gobierno británico, adopta un enfoque de "ecosistema". Cuando colaboran múltiples actores de los sectores público y privado -incluyendo instituciones de formación, empresas empleadoras y organizaciones de la industria del automóvil-, el resultado es una iniciativa sostenible y ampliable que, en el futuro, será propiedad y estará dirigida por la industria sudafricana y sus socios gubernamentales.

A continuación, Shivani Singh -Director Comercial de la Asociación Nacional de Fabricantes de Componentes de Automoción y Afines (NAACAM)- y Beth Dealtry -Analista de la NAACAM- ofrecen una visión del impacto de High Gear.

¿Qué hace que la iniciativa High Gear sea única, por ejemplo, en qué se diferencia en términos de enfoque, resultados e impacto en el sistema de desarrollo de competencias de Sudáfrica?

Shivani: Un punto de partida fundamental de High Gear es su enfoque holístico, dirigido por la industria, del desarrollo de competencias en un entorno de múltiples partes interesadas, con el compromiso activo de los sectores privado y público, así como de las instituciones de formación. No hemos visto antes una iniciativa de esta naturaleza y escala en el entorno del desarrollo económico industrial sudafricano. A diferencia de las iniciativas anteriores en el ecosistema de competencias, creemos que High Gear está bien situada para desarrollar y nutrir una sólida cartera de competencias técnicas que el sector necesita con urgencia. El Plan Maestro de Automoción 2035 de Sudáfrica pretende construir un sector automovilístico competitivo a nivel mundial. Anticipamos que High Gear posee todos los elementos vitales para que el sector avance según nuestras ambiciones para 2035.

¿De qué manera se benefician las partes interesadas (como las empresas empleadoras y las personas jóvenes) y el sistema de EFTP de Sudáfrica y el sector de la manufactura de autopartes?

Beth: Históricamente, las y los proveedores de autopartes han tenido que cargar con todo el peso de la identificación de las carencias de competencias y de la puesta en marcha de iniciativas para subsanarlas. Creemos que, al proporcionar una plataforma consolidada e impulsada por la industria para apoyar el ecosistema de desarrollo de habilidades técnicas, High Gear añade un valor significativo a los proveedores de componentes automotrices sudafricanos. High Gear también apoya el desarrollo de competencias a lo largo de la trayectoria profesional de los y las jóvenes, para que tengan una carrera significativa a lo largo de toda su vida en el sector. Al adaptar las competencias técnicas fundamentales a las necesidades del sector, podemos garantizar que el sector automotriz sudafricano de la automoción esté perfectamente situado para competir con los principales destinos automotrices mundiales y asegurar nuestra posición como un destino manufacturero cada vez más importante.

Has mencionado que existe una estrecha relación entre el crecimiento de la industria, las competencias y la transformación de la mano de obra en términos de diversidad, equidad e inclusión- ¿Podrías profundizar en ello?

Shivani: Sudáfrica cuenta con la legislación Broad-Based Black Economic Empowerment (B-BBEE), que obliga a las empresas nacionales a diversificar su mano de obra aumentando la participación de personas de color, mujeres, jóvenes y personas con discapacidad. El régimen de incentivos gubernamentales del sector del sector automotriz está estrechamente vinculado a los resultados del B-BBEE de una empresa, por lo que los proveedores de componentes automotrices tienen un gran interés en garantizar que sus intervenciones de contratación, formación y desarrollo promuevan una mayor diversidad, equidad e inclusión. El plan de aplicación de High Gear está diseñado explícitamente para garantizar que se dé prioridad a estos grupos designados para recibir apoyo. Por ejemplo, en los últimos años hemos observado un claro cambio en la participación de las mujeres en funciones técnicas dentro de las empresas miembros de NAACAM. De cara al futuro, esperamos que High Gear se consolide y obtenga resultados aún mejores para las mujeres y los jóvenes del sector.

¿Cómo está trabajando NAACAM con la IYF y las escuelas de EFTP para mejorar las habilidades y los conocimientos de los estudiantes?

Beth: En octubre, nuestros socios de la EFTP introdujeron los "kits de visualización de conferencias" diseñados por High Gear, que están ayudando a dar vida a la teoría de la ingeniería para las y los estudiantes. Para empezar, estos kits están permitiendo a 35 profesores enseñar conceptos clave de ingeniería mecánica y eléctrica en sus aulas. Estos profesores y profesoras también se benefician de la participación de High Gear en lugares de trabajo de fabricación, por lo que están mejor capacitados para compartir con sus estudiantes los vínculos prácticos entre los conceptos de ingeniería y la aplicación industrial.. Además, NAACAM está lanzando la plataforma online High Gear Career Experience para estudiantes de EFTP, que incluirá (entre otras cosas) testimonios de personas jóvenes empleadas en el sector de la fabricación de automóviles de Sudáfrica, juegos para desarrollar las competencias clave de la industria de forma divertida y enlaces a una plataforma nacional de búsqueda de empleo para jóvenes. En conjunto, NAACAM trabaja para demostrar, tanto en Sudáfrica como en el resto del mundo, el papel de liderazgo que pueden desempeñar las asociaciones industriales en la creación de una red de competencias más sólida, en beneficio tanto de los y las jóvenes, como de las empresas empleadoras.

En última instancia, High Gear pretende demostrar un modelo para un mayor involucramiento de la industria, en el diseño e impartición de cursos de EFTP, que genere entusiasmo por parte de los educadores de EFTP y de la industria automotriz, al tiempo que genere beneficios para las personas jóvenes y las empresas empleadoras. "La iniciativa High Gear representa un paso real hacia nuestro objetivo de duplicar el empleo en el sector para 2035", explica Shivai Singh. "La colaboración entre todas estas organizaciones es una gran victoria para la industria automotriz, así como para las empresas empleadoras y las y los jóvenes sudafricanos".

Como solemos decir en la IYF, los retos más difíciles no pueden resolverse en solitario: solo cuando trabajamos juntos y juntas podemos lograr un impacto significativo, duradero y de gran alcance.

Más información